Qué dice la Iglesia Católica sobre recibir la Comunión en las manos?

No está permitido a los fieles tomar por sí mismos el pan consagrado ni el cáliz sagrado, ni mucho menos pasarlo de mano en mano entre ellos. … Ese «donde haya sido concedido» significa donde la Conferencia Episcopal haya permitido la comunión en la mano, concediendo también este uso.

¿Qué tiene de malo recibir la comunión en la mano?

La razón por las que tú eliges comulgar en la mano es una blasfemia. Todos los católicos que eligen la comunión en la mano en lugar de la comunión en la boca lo hacen porque tienen miedo que se les contagie una enfermedad con la saliva de otro fiel, algunos incluso afirman sentir asco de esto.

¿Cómo recibir la hostia en la mano?

La forma correcta es extender la mano izquierda con la palma hacia arriba y con la mano derecha colocada debajo de la izquierda (si se es diestro), y así recibir la hostia. Se reitera que es importante tomar y consumir la hostia en presencia del sacerdote antes de retirarte para regresar a tu asiento.

¿Cuándo se autorizó la comunión en la mano?

Tal posibilidad fue admitida el 29 de mayo de 1969 por el papa Paulo VI, que decidió conservar la práctica tradicional de la comunión sobre la lengua, pero al mismo tiempo autorizar a recibir la Eucaristía en la mano en aquellos países cuyas conferencias episcopales hicieran el pedido a la Santa Sede.

IMPORTANTE:  Qué es una iglesia fundamental?

¿Qué dice la Biblia sobre la comunión en la mano?

– la ley de la Iglesia siempre ha sido y sigue siendo la comunión de rodillas y en la boca. – la excepción que regula comunión en la mano dice claramente que “es solo para el fiel que lo desea”, es decir, nadie te puede obligar a recibir la comunión en la mano.

¿Cómo recibir la hostia en la boca?

Para recibir la comunión, tomarás ofrendas tanto del cuerpo como la sangre de Cristo por parte de un sacerdote u otros miembros de la iglesia. Permite que el sacerdote te ponga la hostia en la lengua o las manos, después toma un pequeño sorbo de la sangre del cáliz ofrecido.

¿Qué tengo que hacer antes de comulgar?

Respuesta: Para hacer una buena Comunión son necesarias tres cosas: 1ª, estar en gracia de Dios; 2ª, guardar el ayuno debido; 3ª, saber lo que se va a recibir y acercarse a comulgar con devoción.